La Gambeta Eterna
Un homenaje al fútbol arte

O Fenômeno

El FenomenoLo dieron por acabado en más de una ocasión. Y en cada una de ellas, volvió para demostrar que su magia aún estaba ahí. A pesar del innegable paso de los años, el público sigue pidiendo su presencia en las convocatorias de la “verdeamarelha”. Definitivamente, hablar de Ronaldo Luís Nazário de Lima, es hablar de uno de los delanteros más letales y espectaculares que haya pisado un campo de fútbol.

La estadística no miente, sus 346 goles en 415 partidos, con 0.70 de promedio, son cifras que dan miedo de sólo escucharlas. Si a esto le sumamos que es, con 15 goles, el máximo artillero de la historia de los mundiales, queda claro que sus goles no solo que son muchos, sino también que son de los importantes.

Dos veces campeón del mundo (una sin jugar, la otra como máxima figura), tres veces Fifa World Player, dos veces Balón de Oro, dos veces Pichichi de la liga española, y muchas otras distinciones individuales que lo convierten en uno de los jugadores más laureados del fútbol mundial.

Su currículum es impresionante también, ya que además de Cruzeiro (donde debutó con tan solo 16 años) y Corinthians (donde juega actualmente), Ronnie paseó su clase por Europa en clubes como el PSV Eindhoven, FC Barcelona, Inter de Milán, Real Madrid y AC Milan.

Pero, a pesar de todo esto, lo que hace más grande aún a Ronaldo es su capacidad de renacer de las cenizas una y otra vez. Tuvo su primera lesión en la rodilla derecha durante su época en el PSV, que lo tuvo casi un año fuera de las canchas, pero fue la grave lesión sufrida en la misma rodilla  jugando para el Inter la que lo mantuvo alejado de las canchas por casi dos años. Cuando Luiz Felipe Scolari lo convocó para el mundial de Corea y Japón, nadie pensó que sería capaz de volver a su mejor nivel, pero O Fenômeno lo logró, consagrándose no solo campeón del mundo, sino también máximo goleador de la copa.

Luego de su espectacular retorno, continuó su carrera con aparente normalidad sin lesiones de gravedad. En cambio empezaron sus problemas de peso, sobretodo en sus últimos meses en el Real Madrid, en los que se lo notaba evidentemente fuera de forma. Pero en el 2008, ya con la camiseta del Milan, volvió el calvario. En un partido ante el Livorno, sufrió una rotura del tendón rotuliano en la rodilla izquierda (la rodilla “buena”), lo que, dada su edad, parecía ahora sí acabar con la carrera del astro brasileño.

14 meses después, Ronaldo volvió a demostrar su grandeza, tras fichar con el Corinthians. Fue pieza fundamental para la obtención del Campeonato Paulista (donde fue elegido mejor jugador) y la Copa de Brasil, probando una vez más, que se necesitaba mucho más para terminar con su determinación y talento.

El hermoso gol ante el Compostela con el Barça, la  importancia de los dos goles con la Seleçao ante Alemania en la final de mundial 2002, o la emoción mostrada en su gol ante el Palmeiras en su regreso con el Corinthians, marcan los tres aspectos que convierten a Ronaldo en un verdadero fenómeno: Magia, Eficacia, y Coraje. Solo nos queda por ver, que más nos tiene preparados el “gordo” goleador hasta el verdadero final de su espectacular carrera.

Anuncios

Ninguna respuesta to “O Fenômeno”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: